roba como un artista

Roba como un artista – ¿Por qué deberías leer este libro?

Roba como un artista

“Soy un tipo aburrido que tiene un trabajo de 9 a 5 y vive en una zona tranquila con su esposa y su perro. Esa imagen romántica del genio creativo viviendo en drogas y acostándote con media escena creativa, no existe. Eso sólo es para superhumanos y los que quieren morir jóvenes. La verdad es que se necesita demasiada energía para ser creativo: nunca tendrás suficiente si la desperdicias en algo más”.

Austin Kleon, Roba como un artista

Hace más de un año había tenido la oportunidad de leer este libro (si es que en realidad lo podría llamar así), ya que la primera vez que lo tuve en mis manos me daba la impresión de ser más un cuento para menores o uno de esos bonitos recetarios de ensaladas o postres, esos que te enseñan a preparar platillos en 5 minutos.

De hecho ese día, estaba en busca de un libro diferente, interesante.

Me encontraba en la librería de manera muy casual, tratando de localizar algo que me conmoviera, buscando material que le diera alguna respuesta a mi extraviada y confundida vida.

Estaba a punto de declinar toda oferta de aquella librería, cuando de pronto sentí esa atracción visual, aquella que sucede cuando vemos algo que nos cautiva, y que aun cuando sea incomodo mirar, seguimos pensando en ello hasta que no aguantamos más y volteamos o vamos a por ello.

En su humilde tamaño y su más que recortado espesor, decidí darle una oportunidad a Austin Kleon y a su creación llamada “Roba como un Arista” de poco más de 140 páginas.

Leí el contenido del reverso del libro, (que en realidad solo era el índice) yo en aquel tiempo, me encontraba fascinado con las “cosas creativas”, el diseño y mucho sobre la comunicación, así que habiendo tan pocos contendientes y con un título que se enganchó tanto a mi mente, no hubo mucho por lo cual resistirse.

Roba como un artista es un libro muy fresco y puntual, en él, Austin Kleon, autor del libro, nos comparte consejos de una década de su vida, en una forma única nos muestra cómo convertirnos en seres creativos.

“La creatividad no es magia, la creatividad es para todos”

 

Revelando que la creatividad no viene de lo extremadamente nuevo o desconocido, sino más bien de la propia personalidad, del esfuerzo, la inspiración, la constancia y la disciplina.

Además, la diferencia que puedo hacer con todos los demás libros de creatividad, es que nos pone en la mesa de manera muy franca la forma de ser una persona creativa y que no hay ninguna fórmula secreta para tener buenas ideas.

Como decía, el contenido sus páginas se compone de su esencia, como él lo dice, es un escritor que dibuja y él así se expresa.

Indudablemente, la combinación de párrafos, dibujos y diagramas, hacen disfrutable el libro y deja ver la capacidad de interpretación que se puede llegar con simples trazos. Además la buena calidad de las páginas me hizo valorar realmente la importancia del detalle.

“Dibuja el arte que quieres ver, empieza el negocio que quieres administrar, toca la música que quieres oír, escribe los libros que quieres leer, crea los productos que quieres usar. Haz el trabajo que quieres que se haga”.

Desde las primeras páginas me sentí completamente identificado con el autor.

En aquel tiempo estaba enfocado completamente al aspecto audiovisual y comunicativo, lo cual era excelente, pero ahora que he vuelto a leerlo me doy cuenta que la sabiduría se llama así porque se puede aplicar a una infinidad de contextos y situaciones.

Como iba diciendo, la forma de comunicar tan clara y directa de Austin, no deja nada a la imaginación (¿O será todo lo contrario?)

Me abrió una gran brecha entre lo que en un principio pensaba sobre como “crear” nuevo material y lo que en realidad se aplica en el día a día para que surjan mejores cosas.

Sé que sería perfecto poder realizar un resumen del contenido del libro, y destacar punto por punto lo más importante de sus páginas.

Pero sinceramente pienso que si puedo destacar elementos, preferiría hacerlo de acuerdo a los beneficios que tuve y que en realidad se pueden aplicar a la vida para enriquecerla y hacerla mucho más interesante.

De la variedad de cosas útiles que Austin Kleon nos comparte, puedo destacar en el libro tres aspectos que cambiaron radicalmente mi vida:

1. No existe nada completamente original

Muchas veces tenía la idea de que si algo se parecía a una cosa que alguien más ya había hecho o inventado, no podría ser digno de hacerlo nuevamente ¡Patrañas! Todo lo contrario, en realidad lo único que puedes hacer con información de otro autor es mejorarla o en última instancia, darle tu toque personal.

Incluso llegaba a pensar que no era “honorable” tomar como referencia una idea para ofrecer algún tipo de beneficio ya que “no era mí idea”.

La realidad es que cada una de las cosas que existen en este momento fueron copias que se hicieron de algo más, si hay algo que pueda ser mejorado, se pueda utilizar para otro problema, o simplemente podamos extender ese beneficio a más gente, seguro que vale la pena tomar esa idea y desarrollarla.

Al fin y al cabo, el humano es incapaz de reproducir una copia fiel de cualquier cosa ¡Y eso está bien!

Al tomar una idea de aquellas personas que admiramos, podremos mejorar y seguir creando mejores cosas con un valor único e individual.

2. Sé aburrido para realizar cosas extraordinarias

Este es por mucho, uno de los consejos más reveladores de todos los tiempos; y que sin embargo, la mayoría de la gente aun sabiéndolo, van a quedarse sin hacer nada… ¿Por qué?

Porque es un secreto que requiere de acción y constancia.

Muchas veces nos preguntamos cómo es que la gente exitosa ha alcanzado esos niveles de riqueza, prestigio y reconocimiento, te puedo asegurar que el 95% de esas personas se la tuvieron que pasar trabajando arduamente antes de apenas divisar el primer rayo de éxito.

Hay que invertir mucho, antes de reclamar lo que nos pertenece.

Esto es especialmente relevante ya que, saliendo de la propia mente del autor de este libro, un creativo e imaginativo artista, que a primera instancia se piensa que es el tipo al que las ideas se les da como agua del grifo, nos dice que hay que trabajar, aburrirse y pasársela varias horas en el desarrollo de algo para realmente crear algo genial.

Si pensabas que su vida se basaba en experiencias de aventura y locura, que no te quepa duda que antes de esos momentos “aja” en su cabeza, hay un mundo de horas de constancia y trabajo duro para sacar algo de calidad y que indudablemente tenga el sello de “éxito” puesto al frente.

3. La disciplina y la organización son factores del éxito

Este fue uno de los motivos por el cual volví a leerme este maravilloso libro, y tiene también mucho que ver con el punto anterior.

De un tiempo para acá, la obsesión por la disciplina me ha orillado a pensar que es una de las virtudes (si no la más importante) que nos conducirán al éxito y satisfacción prolongada en nuestras vidas.

Tener la capacidad de ser perseverantes y continuar haciendo el trabajo, investigación o práctica para alcanzar nuestras metas es imprescindible en cualquier contexto de nuestra vida.

Incluso en la creatividad, esta no es algo espontaneo, puede ser un talento, pero si no lo reforzamos y alimentamos, de nada nos servirá tenerlo.

La disciplina es el interés diario que incrementa nuestras inversiones, es el porcentaje que marca la diferencia en el resultado final.

 

¿Te das cuenta cómo un libro enfocado a la creatividad nos lleva a mejorar otros aspectos de la vida?

Creo que a veces solo necesitamos despertar y poner en marcha aquella creatividad, esa energía que nos dice qué debemos hacer. Poner manos a la obra y seguir nuestro instinto de ser creativos y libres.

Por último quisiera decir que en este libro esperaba encontrarme algunos consejos y trucos de cómo mejorar la creatividad y de (por fin) encontrar la idea ganadora que haría que el resto de mis días fueran los más felices.

Pero muy por el contrario de eso, me encuentro con un libro que me dice que el éxito no tiene atajos, pero tampoco tiene barreras, las barreras las creamos nosotros al no aceptar el reto de hacer y no querer mejorar tu vida.

¿Tú piensas que él éxito tiene barreras? ¿Crees que las personas que desatan su creatividad también son las más felices y exitosas?

Mauricio

  • Gracias por el aporte, creo que será el siguiente libro que lea. “La disciplina es el interés diario que incrementa nuestras inversiones, es el porcentaje que marca la diferencia en el resultado final.” Que gran verdad, sin disciplina es imposible obtener buenos resultados. Quiero aprovechar para preguntarte ¿cómo empezaste a interesarte por la creatividad? ¿qué te motivó a seguir un camino diferente?. También quiero invitarte a que leas https://confiatividad.wordpress.com/2014/12/16/10-habitos-para-ser-un-emprendedor-exitoso/

    Gracias por compartir y un saludo desde Colombia.

    • Confiativo!

      Es cierto, la verdad es que la disciplina hace maravillas tanto en cuerpo como en mente. Es una virtud de triunfadores y de valientes… No todos se atreven a seguir ese camino.

      En relación a tus preguntas, la verdad es que en un principio era la sensación de ser diferente de los demás, conforme iba pasando el tiempo me di cuenta que las reglas que nos impone la sociedad no deben ser un axioma.

      La capacidad de darme cuenta que puedo crear mi propio camino es lo que me ha motivado a estimular la creatividad.

      Saludos!