Por qué aún no eres rico

¿Por qué aún no eres rico?

El por qué no eres rico no se encuentra en lo que haces, tampoco en lo que conoces ni en dónde te desenvuelves. El por qué aún no eres rico es porque eres un perezoso.

Últimamente he estado en constante búsqueda de alternativas para poder tener la vida que quiero. Ser financieramente libre y poder hacer todo lo que este en mi mente y compartirlo con mi gente, tanto en experiencias como en crecimiento personal.

Debido a esto he leído y releído libros que me han aportado ideas y perspectivas de personas que han alcanzo el éxito personal y han completado todos sus sueños y más.

Si quieres empezar a liberarte de tu mentalidad de pobreza y conocer nuevas formas de pensamiento te recomiendo leer en primero instancia el libro de Los secretos de la mente millonaria de T. Harv Eker.

Todos ellos tienen información muy valiosa y pueden ser el comienzo de tu éxito y del cambio a un comienzo lleno de felicidad; sin embargo, lo más importante que puedo decirte de todos ellos es sólo una cosa:

“Debes tener el coraje, la disciplina y la mentalidad correcta”

Y esto, desafortunadamente no es algo opcional, si o si debes cambiar la actitud que hasta el momento tienes para poder conseguir resultados diferentes.

Lo que piensas, lo que crees; realmente no componen lo que eres

 

Debes ser duro contigo mismo, aceptar que debes cambiar cosas que te están sujetando a algo que no quieres y empezar a idear la forma de salir de esa situación.

Date cuenta que no estás atado a las creencias y hábitos que tienes. En cualquier momento, cuando lo decidas, puedes empezar a cambiar tu forma de pensar y hacer otro tipo de actividades.

Personalmente creo, que las personas que viven frustradas con su vida, siguiendo una rutina que no desean y viviendo con las decisiones de otras personas, es principalmente por dos cuestiones:

  1. Tienen una mentalidad conformista, prefieren no pensar y seguir las órdenes de alguien más que seguramente terminarán por odiar. Tienen miedo de tomar sus propias decisiones, aunque tengan las capacidades de conseguir cosas mucho mejores, les da pereza mover un dedo por cambiar su vida
  2. La educación que recibieron fue transmitida de generación en generación y no saben que tienen más posibilidades para alcanzar sus sueños, viven en una constante búsqueda por conseguir más pero en los medios y formas equivocadas, terminan los días con mucha frustración

La peor situación en la que puedes estar es en la número uno,  ya que conociendo tus capacidades y las posibilidades de mejorar, prefieres seguir una vida fallida y limitada. Debo decir que yo soy una persona que me estoy dando cuenta de esto, estoy en la opción uno y quiero con todas mis fuerzas cambiarlo.

Lo más importante es tener la mentalidad correcta

 

Este es el primero paso que definitivamente debes hacer para comenzar una vida llena de riqueza.

Se completamente objetivo contigo, si algo no te gusta cámbialo, exprésalo, negócialo o deséchalo.

A veces la mejor forma de reconocer esto, es cuando algo en tu cuerpo, especialmente en el área del abdomen, te trata de frenar, pueden ser unos segundos pero tú sabes que algo dentro de ti está “comunicándote” algo.

Por ejemplo, muy recientemente planeaba adquirir un nuevo Smartphone simplemente por el hecho de tener algo “mejor”; sin embargo, al momento en el que iba a hacer la compra, sentí esa sensación que me hacía detenerme, no era aquella energía que te hace lanzarte por algo que sabes que te traerá éxito o alegría, era un sentimiento de advertencia.

No estoy diciendo que te prives de las cosas que deseas, porque en realidad es todo lo contrario, pero si en verdad quieres cambiar tu vida debes aprender a postergar el placer inmediato y enfocarte en tus objetivos a largo plazo.

En ese momento recordé que si realizaba esa compra, me implicaría hacer un retroceso en la disciplina que llevo, el crecimiento financiero y sería una puerta para permitirme fallar.

Tan simple como esa decisión, es el inicio de cómo identificar las cosas que te harán sentir satisfecho, traerán felicidad y riqueza en tu vida.

Toma las decisiones que te hagan sentir completo, que todo tu cuerpo se sienta a gusto. Esto no quiere decir que solo porque sientas algo en tu cuerpo frenes todo lo que quieras realizar. Tú muy bien sabes de qué estoy hablando, en caso de que aun así te detengas, ya no se tratará de tomar o no decisiones sino de ser un cobarde.

Afronta las consecuencias de ser rico

 

Muy bien, si ya identificaste qué es lo que no te gusta, ahora te toca afrontar la realidad y preguntarte ¿Qué tengo que hacer para salir de aquí e ir avanzando allá?

Te comento que en todos los libros que he leído no he encontrado ninguna respuesta, determinante y exacta para conseguir mis metas. Y si me lo preguntas, creo que ningún texto lo va a tener.

¿Por qué? Porque para obtener algo hay que ganárselo.

Para ser rico hay que actuar. nadie te va a dar la receta secreta para tu muy particular sueño.

Lo más que van a hacer por ti es compartirte su experiencia y con la mejor intención tratar de que entiendas que la base del cambio está en que tu mentalidad cambié para obtener lo que desees.

El verdadero reto está dentro de tú cabeza. Debes hacer una pequeña investigación interna acerca de lo que quieres y lo que deseas tener, y después,  crear un plan, si quieres una ayuda para esto te recomiendo que leas una entrada que escribí de cómo aumentar tu creatividad.

Haciendo esto te estarás diferenciando del 95% (o más) de la población y estarás iniciando un camino de completa independencia.

No esperes a que alguien te diga que hacer, en donde comenzar o cuando. El peor momento para realizar algo es el mañana.

Empieza hoy.

¿Alguna vez te has sentido como un robot de la sociedad? A mí me pasa mucho en mi trabajo de 8 a 5, pero estoy tratando de cambiarlo, cambiando mis hábitos y haciendo más independiente.

Mauricio