Libertad Paralizante

Libertad paralizante – ¿Cómo triunfar en la crísis?

¿Y si tuvieras toda la libertad que quisieras?

¿Qué demonios harías con las ocho horas que un trabajo normal te restringe de tu vida?A menos de que tuvieras algún otro proyecto desarrollándose simultáneamente a tu trabajo tradicional, lo más seguro es que si no tuvieras el día de hoy trabajo estarías paralizado.

Pero no te sientas mal, la mayoría de las personas se condenan a esto. Buscan la libertad, pero una vez que la tienen, quieren deshacerse de ella lo más rápido posible.

Porque es común que un “Hombre” acostumbrado al maldito sistema consumista se sienta perdido ante el escenario del desempleo (esa maldita falsa seguridad).

Es un dilema. Quieres libertad pero no sabes que hacer con ella… Entonces ¿Qué es lo que realmente necesitas?

Necesitas un plan para tu Libertad

Sin un plan, no hay ningún paso que dar, no hay claridad en tu visión, tus ojos ven pero en realidad no prestan atención a nada. El mundo se vuelve ambiguo; complejo.

Sin un plan, tu vida carece de inicio y de final. Eres inexistente, eres un portador de la mediocridad. El mundo realmente no te necesita, no le importas, no tienes un plan para transformarlo.

La libertad no existe; porque sin un plan, no hay puerta que abrir.

Pero déjame ponerte un poco en contexto. Te explico como funciona el mundo de la mayoría.

Piloto Automático

Acostumbrados a seguir instrucciones, conocer el resultado anticipado (salvándose el trasero del despido), sabiendo que si seguimos esa maldita orden, esa estúpida instrucción de tu superior, vamos a tener una palmada en el hombro y un pago periódico depositado en tu cuenta bancaria.

“Muy bien Mau, lo has hecho muy bien” (Toma aquí tienes tu galleta).

Tal vez pienses que en un trabajo desarrolles un verdadero futuro, pero temo decirte que lo único que haces es hacer más rico al dueño de la empresa y por otro lado, especializándote para que con el tiempo, puedas redituar más que el día anterior.

No te confundas, no te digo que trabajar en una empresa es algo malo, puedes aprender lo necesario para forjarte como Hombre Libre.

La clave esta en aprender lo esencial, y una vez aprendido, saltar al siguiente nivel, conocer algo nuevo y aplicarlo a tu vida, a tus planes… A tu verdadero futuro.

Apaga ese maldito piloto automático, te lo advierto, si no lo haces puedes quedarte en la misma posición por una eternidad y “libertad” será solo una palabra que escuches en películas y en tu patética serie de televisión.

Estás temporalmente en sus planes

Eso es con lo que quieren que te conformes, a vivir una vida limitada., pero yo te pregunto,  que pasa si empezamos a decidir bajo nuestras propias pautas?

Empezamos a salirnos de su realidad y tomamos una nueva, la nuestra, la que nos hará felices al final del camino.

Te aseguro que a tu jefe no le gustará la idea de que empieces a pensar en tus propios intereses si no le trae ningún beneficio a él.

Al hacer esto, tu jefe, en el que depositas tu futuro y tu sobrevivencia en el tiempo que laboras para él, se verá fuertemente amenazado por no cumplir sus metas, el sistema en el cual te tiene atrapado, corre riesgo de caer en crisis. Ya no eres un recurso, te vuelves completamente una amenaza en su falsa libertad.

Es entonces cuando descubrirás que en el fondo, en su plan, el único final feliz será el suyo. Encontrarás el fin de tu trayectoria laboral en esa hermosa empresa en la que trabajas. Felicidades eres libre.

¿Entonces cómo demonios eludo ese escenario?

“La vida se mide por estadísticas y no por excepciones”

Es lógico que en algún momento tendrás un momento de crisis, es predecible y estadísticamente probable.

El secreto es tener bien claro nuestro objetivo y tener un plan para llegar a él. Con esto estaremos realmente preparados para lo que venga.

En algún momento llegará la libertad y tendrás que aprovechar al máximo esa oleada de tiempo extra para dar un salto en tu destino.

“Pero Mauricio ¿Cuándo voy a realizar ese plan?

Es verdaderamente importante que si de verdad quieres cambiar tu vida puedas prever los escenario en los que te podrías encontrar.

Así como es lógico que al caminar, en algún momento vayas a tropezar, es igual de lógico que en algún trabajo prescindan de tu reluciente y pulido trasero.

El plan es un sacrificio para aprovechar tu Libertad

Ya lo has leído, debes buscar esa ruta alterna mientras absorbes  todo lo que puedas en tu trabajo, debes tener la ruta que seguirás cuando encuentres esos pequeños periodos de paz e ir avanzando lentamente.

Te aseguro que en algún momento de tu vida te encontraras en el escenario de disponer de mucho tiempo y será ahí cuando des pasos gigantescos de tu “plan maestro” (En realidad pienso que un verdadero Hombre debe tener un plan maestro)

No puedes hacer un plan justo en el momento de crisis porque seguramente harás algo estúpido, te rebajarás, estarás desesperado, y lo que pienses que es un plan, a ojos del exterior será una humillación para tu persona.

Puedes caer en un sitio en el que nada de lo que hagas te cause satisfacción, porque no hay una meta, no hay un fin.

Te lo advierto, si no tienes un plan antes de que tu periodo crítico inicie, no aparecerá por arte de magia.

“Cambia la palabra “crisis” por “crítico” y la libertad aparecerá, es tu momento”

Busca una oportunidad de negocio, haz un producto, crea un sistema, haz compraventa, crea un sitio web. ¡Construye las bases de tu plan y síguelas!

Y cuando menos lo pienses, lo papeles se invertirán, tu sacrificio ha dado frutos, el plan que desarrollaste esta culminando, ahora la libertad tiene un verdadero significado.

Ahora la libertad se ha convertido en tu misión.

Yo te pregunto: ¿Tienes un plan para tu libertad?

Mauricio Mosqueira – Un Hombre con Hambre