paso

Lee esto antes de dar otro paso

¿Alguna vez has experimentado arrepentimiento por haber contado a alguien algún logro que has obtenido?

Yo sí.

He dejado de compartir mi vida de una forma directa, debido a la propia sociedad, y formas de pensar que no concuerdan con mi perspectiva y mentalidad.

He dejado de hacerlo porque no necesito la aprobación de nadie para seguir adelante, he dejado de “alardear” con palabras y he iniciado a hacer ruido con mis propias acciones.

Y esto es, debido a que persigo algo totalmente diferente, a lo que la mentalidad conformista y suprimida de la sociedad persigue. Mis objetivos son aquellos que han nacido de mi propias elecciones y mis propias ambiciones.

Seguir tus propias convicciones es lo que realmente te va a convertir en un Hombre libre, no es el dinero, es el poder que tienes sobre ti mismo la capacidad de hacer lo que desees.

Puedes pensar que si es así como vivo, me encuentre en un ambiente hostil y mayormente de soledad. No te negaré el deseo de buscar excusas patéticas para que no quieras intentarlo y que te des permiso de seguir en tu mediocridad.

Si, el camino es solitario y confuso.

Si, hay muy poca compañía, mucha soledad

Si, la vida es mucho más dura que la de la mayoría, pero el camino siempre es uno, no hay rutas alternas, no hay atajos ni desviaciones. Quiero que entiendas esto:

“Cuando tienes el poder de la elección, el camino sólo es uno”

¿Quieres encontrar el camino del éxito?

Deja de buscar guías de 5 pasos de como ser feliz, deja de investigar la receta para el negocio perfecto, deja preguntar que es bueno para ti y empieza a escuchar a tu propia mente.

Cuando escuchas a tu propia mente, tienes la autorización para hacer lo que sea necesario para tener la vida de tus sueños. Puedes visitar esta entrada para que tengas un mejor panorama.

¿Cuál es la trampa en la que cae la mayoría?

La vida del empleado común se baza en la aprobación y la constante confirmación de sus elecciones, no tiene poder para decidir, ni mucho menos para cambiar las cosas. Se apega a la reglas y políticas que una persona menos inteligente creó.

La sociedad le muestra tantas alternativas, tantas formas de “tener éxito”, la sociedad te dice: “Obtendrás seguridad, dinero y poder”… Te deslumbran.

Lo crees y piensas que está bien tomar alguna de esas alternativas, crees que es correcto seguir ese camino, y que al final, aun cuando parezca irreal, vas a poder tener tiempo de realizar tus propios objetivos.

Imaginas que “con mucha suerte” vas a tener el dinero suficiente, el conocimiento y el mismo empuje que tienes ahora mismo.

Lo que nunca nadie te dice es cuándo, en dónde ni a quien pedírselo. Si todo el plan que te venden fuera verdad, la sociedad no tendría tantos problemas.

En un camino en donde nada de lo que haces es tu elección, te encuentras en la mayor incertidumbre y confusión que puede existir.

Hay tantas rutas que puedes tomar, tantas desviaciones, tantas personas en medio del camino, que lo único que la gente quiere es “llegar” ¿A dónde? En realidad no lo saben, pero quieren por fin encontrar el destino final de cualquier camino que hayan tomado.

¿Puedes darte cuenta?

“Si sigues tu propio camino, sabrás por dónde tienes que pasar”

No esperes que este camino sea fácil de seguir, no es como los que ha creado las sociedad; asfaltados, llenos de luces y a primera vista con todas las ventajas y beneficios.

Muy por el contrario, el camino para los emprendedores y Hombres libres, está dibujado por pisadas de otros pocos que han tomado ese camino casi imperceptible.

Un camino en el cual tienes que acoplarte para identificar dónde dar el siguiente paso. Una vez que logras adaptarte a este, puedes hacer tu propio sendero, uno que te llevará exactamente a donde quieras llegar.

Te vuelvo a repetir, no te voy a dar ninguna fórmula a seguir, las respuestas las tienes tú, tú tienes el poder de elegir.

Deja de perder el tiempo con tu mentalidad de empleado común y sin sueños: “Tengo que” “Primero debo”. Empieza a escuchar a tu instinto y síguelo.

“Sigue los pasos que marca tu instinto”

En verdad no trato de menospreciar a la gente que vive conforme trabajando para otros, pienso que son necesarias para que otras personas puedan lograr sus objetivos.

Simplemente quiero mostrarte que el camino que sigue la mayoría no te va a llevar a tu particular y único objetivo en la vida. Si tienes un plan que incluya tomar algunas cosas del mundo común, hazlo.

Pero nunca pierdas el enfoque de lo que quieres, nunca dejes de trabajar para tus sueños, por más cómodo y seguro que te sientas, nunca pares hasta que logres TODO lo que sueñas.

El peor peligro es quedarse en medio del camino. Que no te paralice el miedo. Todas las personas tienen miedo, solo que unas (la minoría) lo afronta y otras prefieren evitarlo e ir por otro lado.

Piénsalo, la realidad es que nadie te hace permanecer en el lugar en donde te encuentras, nadie te tiene atado. Tú eres el único opresor de tu propio éxito.

Mauricio Mosqueira