hacer que las cosas sucedan

Hacer que las cosas sucedan

Hay un pequeño problema en la mente de las personas , que se encuentran en busca de la libertad, que aparece como excusa y que parece ser uno de los más grandes obstáculos para realmente hacer que las cosas sucedan.

Falta de tiempo.

Y es que por alguna razón, pretender alcanzar niveles más altos de éxito, de abundancia y de poder; al parecer, requiere que inviertas una vida de trabajo sufrimiento, aburrición y resignación antes de lograrlo.

Sin embargo, creo que muchas veces es nuestra mente perezosa la que francamente es un obstáculo hacia nuestra libertad.

Personalmente creo que las personas que hablan sobre alcanzar este estatus y que aún no han realizado ninguna cambio en su vida, es porque son unos hipócritas o unos fracasados.

He conocido muchas más personas que ponen de pretexto la falta de tiempo para alcanzar sus metas que las personas que realmente están haciendo algo por cambiarla.

Esto es porque vivimos en un ambiente invadido por la mediocridad y el conformismo.

A tal grado, que llegas a tu casa después de esclavizarte por 8 horas, y crees que está bien “relajarte” el resto del día y que en algún momento alcanzarás ese gran sueño en tu cabeza.

Ese es el momento preciso en donde la nube de mediocridad que habita en tu entorno te ha intoxicado y poco a poco te aleja de tu verdadera misión en la vida. Ser realmente el Hombre que quieres.

¿Entonces, cuál es la respuesta para hacer que las cosas sucedan?

Me encantaría decirte nuevamente que tú tienes la respuesta, no nos podemos hacer imbéciles, hasta yo mismo sé que es lo que tengo que hacer para ser feliz.

Cuando estoy haciendo algo que no quiero, simplemente lo sé muy dentro de mi.

Sé que algo anda mal, mi cuerpo lo sabe, se siente intranquilo, hay un desequilibrio, las ideas no fluyen y llegan los estados de aburrimiento, tensión, decepción y auto traición.

Desde hace un tiempo he decidido expresar abiertamente cuando algo está en contra de lo que quiero, es imposible vivir una vida plena cuando vivimos sometidos a algo, es imposible tener éxito en algo que odiamos hacer.

Lo sé porque lo he vivido, lo vivo todos los días, trato de acercarme a lo que quiero ser en realidad y abandonar poco a poco lo que por el momento me resulta necesario para sobrevivir.

¿Cómo conviertes tus ideas en hechos?

Te voy a dar la respuesta, la respuesta inmediata a mi auto sabotaje, a mi yo perdedor que quiere dejar todo a medias, a ese imbécil que prefiere perder su tiempo enfrente de su smartphone creyendo que es productivo.

La respuesta es muy simple de seguir pero difícil de mantener.

Lo único que tienes que hacer para materializar tus sueños es:

Afrontar cada uno de tus problemas.

¿Te sientes decepcionado? Al carajo, ya te dije la verdad, la verdad que me ha permitido acércame a mis objetivos cada día. La verdad que deberías escuchar para mejorar tu vida gradualmente.

Si tu crees que esto es una estupidez que acaba de salir de mi cabeza, por leerla en algún artículo o escucharla de alguna marioneta de la sociedad, está bien, pero haz dos cosas por mi:

Número uno, Deja de enviarme mensajes que solo me quitan el tiempo.

Número dos, piensa ¿Qué escenario es el más oportuno para alcanzar tus sueños?

¿ Aquél en donde problemas se encuentran en cada esquina que doblas, donde tienes deudas, odias tu trabajo, tu familia te aborrece y por si fuera poco, estás hecho un asco de persona?

¿Qué te parece el escenario contrario?

Limpiar el camino, es lo que los Hombres libres hacen, es lo que han aprendido a hacer en el camino de su vida, eliminar obstáculos y construir su propio camino.

Lo he visto con mis propios ojos, cuando un hombre determinado con una misión y sueños está trabajando en sus sueños. No deja a un lado los problemas.

Todo lo contrario, los pone enfrente de él, los confronta y los soluciona lo más rápido que puede, hace todo lo que está en su poder para eliminar cualquier vestigio que impida su camino.

El Hombre libre, solventa las preguntas.

Dime ¿Eso es lo que haces tú?

Cuando las preguntas van hacia ti, lo único que puedes hacer es responder, es cuando realmente el peso de la realidad se siente sobre tus hombros, es cuando realmente tienes que movilizarte para afrontar las consecuencias.

Las personas mediocres, sin futuro, aquellas que se encuentran conformes con recibir lo que a los demás les sobra, son aquellas personas que prefieren preguntar y esperar por una respuesta que seguramente lo único que traerá serán más dudas.

Son esas personas que rezan por que sus problemas se desvanezcan o que por alguna mágica razón alguien se haga cargo de ello.

Cuando dejas que esa situación sea tu realidad, te van a pasar dos cosas:

Te volverás esclavo de alguien que si se hace cargo de sus problemas, una persona que te utilizará para cumplir sus sueños y te dará lo necesario sólo para sobrevivir.

Lo siguiente es que te convertirás en un animal indefenso, cada vez problemas más insignificantes harán tambalear su seguridad y venderás tu alma a un precio cada vez más bajo.

Si captaste el mensaje, probablemente está sea la única respuesta que vayas a necesitar escuchar de alguien más por un gran periodo de tiempo.

A partir de aquí quiero que cada una de las interrogantes que se presenten en tu cabeza del cómo seguir, que es lo que tienes que hacer y por dónde empezar, empiecen a solventarse a través de tu propio instinto.

Ponte en marcha a solventar esos problemas con gran determinación. El tiempo se vuelve relativo cuando un Hombre se encarga de resolver sus propios problemas. Cuando una misión está en progreso no debería haber nada que pueda detenerla.

La mayoría de tu mundo exterior te exigirá parte de tu atención para que te encargues de sus problemas, sé consciente de esto. Haz tu lista de prioridades y no dejes que la estupidez consuma tus energías.

Así que ya lo sabes, que nada te detenga, todo el mundo puede esperar a que hagas una pausa, las pausas son aquellos momentos en donde por decisión propia requieres un descanso.

Para recobrar el aliento, clarificar tus ideas y encausar tu camino de nuevo al éxito.

De esa manera podrás hacer que las cosas sucedan, podrás hacer de ti una persona con un objetivo, una misión y un significado en tu vida.

Mauricio Mosqueira.

  • armando ambriz

    inspirador !!!

  • Totalmente realista! Excelente.

  • Maria Rivera

    Excelente así es la realidad y la mediocridad, conformismo de un gran % de personas

    • Es verdad.

      El conformismo es inaceptable, es un indicio de mediocridad y pereza.