El problema siempre eres tú

El problema Siempre Eres Tú

Siempre hay personas que están quejándose de su situación actual, culpando y fastidiando a todos aquellos a su alrededor, lo que no saben es que el problema siempre son ellos mismos.

Son las clásicas personas que insultan a los demás, los juzgan por lo que tienen y lo condenan con inventos de su cabeza para justificar su fracaso y culpar a los demás.

Es una Enfermedad

No hay peor enfermedad que la ceguera mental y el orgullo, el Hombre que vive incapaz de reconocer sus debilidades y fallos, vive en una realidad conformista y mediocre.

El problema siempre eres tú , el problema de no resolver los conflictos internos, de no superar vicios y malos hábitos eres tú.

Es por eso que el progreso está tan lejos de las manos de aquellas personas.

Al presentarse el momento de confrontar tus miedos, tus desafíos y retos, siempre hay dos caminos a elegir:

Intentarlo, fallar, volver a intentarlo con más experiencia y en algún momento alcanzar el éxito.

Sentirte rebasado por la situación, y quedarte paralizado justo donde estás.

El problema
Yo sumergido en un Cenote de Cancún – México, tratando de subir a la superficie

¡Aun cuando la sensación de miedo este presente tienes que tomar riesgos para ganar y disfrutar!

El problema es la falta de actitud

Esta es la forma en la que las personas se diferencian unas de otras. Este es el inicio por el cual las envidias, el rencor y pesimismo inicia.

Inicia porque alguien más tuvo la fuerza de dar el siguiente paso sin saber que había adelante, inicia el rencor por el remordimiento constante de quedarte ahí mientras ves despegar a alguien que estaba junto a ti en el inicio.

Comienza el pesimismo por la propio ignorancia, causada por el miedo a fracasar, el miedo a quebrar la mascara social que cargas día con día, el miedo a mostrarte tal y como eres.

¿Mauricio, pero qué van a pensar de mi?

La pregunta no es que pensarán de ti, la preguntas es que pensarás de ti.

Por que al final y durante todo tu camino, la única persona que seguirá contigo cada momento serás tu, la persona que te va a reprochar y que tendrá que perdonarte por perder más y más tiempo serás tú mismo.

Deja de seguir haciéndote preguntas sin sentido. Para mi la única pregunta que vale es la siguiente.

¿Esto va a valer la pena?

Mauricio Mosqueira – Un Hombre con Hambre

Sígueme en Twitter, Facebook y comenta tu punto de vista!

Saludos desde la Ciudad de México.