de una vida normal a una extraordinaria

De una Vida Normal a una Extraordinaria

En esta ocasión hablaré sobre mis inicios, hablando de tú a tú. como personas ordinarias en un ambiente y estilo de vida cotidiano.

Con esta entrada, mi intención es darle serenidad al ritmo vertiginoso en el que puedes estar sometido, darle una pausa y estructura a tu misión de alcanzar en el menor tiempo posible los objetivo y logros que con tanta ansia e impaciencia deseas alcanzar.

Como te he dicho, espero que esto te de un poco de tranquilidad y temple, que puedas observar nuevamente el escenario en el que te encuentras.

A veces no hay mayor placer que echar un vistazo al gran camino que has recorrido, puede ser una vista extraordinaria que llenará de gozo a tu mente; a tu espíritu…

Renueva tu energía… Empecemos

Una vida normal y de éxito

En la mayoría de mis entradas, he hablado sobre las bases en las que muevo mis decisiones y acciones para conseguir los objetivo y metas que me propongo en mi vida.

Generalmente hablo de los pensamiento que se generan en mi mente, esas ideas que capturo y trato de diseccionar para encontrar la esencia que me hace impulsar mis acciones hacia el logro de mis metas.

También te he comentado en varias ocasiones que la mayor satisfacción en mi vida es poder compartir mi conocimiento y mis técnicas contigo para poder avanzar juntos hacia el camino de convertirnos en unos Hombres Libres. Es por mucho, una vocación que considero inherente a mi existencia.

(Si quieres conocer un poco más de mi filosofía visita la parte de: Acerca de mi y después descubre los mecanismos de mi mente para transformar mis ideas en acción en la sección de: Empieza aquí).

Todo esto me ha hecho reflexionar como he ido evolucionando de manera gradual y en todos los aspectos de mi vida, he podido madurar en mis pensamientos y por ende, en mis acciones.

He podido poner a prueba mis ideas, he fallado, me he frustrado y también muchas veces me he decepcionado.

No lo niego, he tenido muchos errores, bastantes diría yo… En todos los aspectos de mi vida, he caído en la trampa de la desesperación la arrogancia y el exceso de confianza.

Soy y seguiré siendo una victima más del duro desafío que es vivir y luchar para encontrar el camino que estoy destinado a recorrer.

Pero estoy sumamente agradecido de que esto me haya ocurrido, ya que el resultado ha sido siempre la expectativa deseada.

He podido tener logros increíbles, experiencias únicas, satisfacciones personales que me han convertido en una mejor persona, mucho más madura y mesurada en mis pensamientos.

Incluso he llorado de alegría al ver como de una idea podía nacer un beneficio palpable para muchos, un paso increíble en mi trayectoria personal; y por supuesto, el primer paso para muchos proyectos que se están cocinando.

De una vida normal a una extraordinaria

Todo esto ha comenzado como lo inicia una persona como cualquier otra:

“De una idea simple surge una motivación, a esta le corresponde una acción”

Después de aplicar estos dos simples pasos por un tiempo considerable (Idea -> acción) empiezo anotar resultados, resultados pequeños pero muy significativos que me motivan a seguir avanzando…

Hasta que he conseguido llegar a un punto donde más que pequeños pasos, empiezo con la cosecha de grandes avances, y aunque esto es un indicio excelente, también hay riesgos.

Empiezas a ver a gran escala y pierdes la perspectiva del esfuerzo/recompensa; me pasó a mi.

¿Te has detenido un momento a ver todo eso que has logrado?

A mi me pasaba mucho, en el ajetreo de alcanzar la vida que deseo, cumplía ciertas metas programadas (o checkpoints como yo les llamo),  y estúpidamente no me detenía a gozar dichos avances.

Y reitero “me pasaba” porque deseo con todas mis fuerzas no caer de nuevo en esa mediocridad.

Una mente mediocre desestima

Simplemente decía “Esta bien, lo he conseguido pero aún falta más camino por delante”

Ahora sé que ese ha sido un gran y nefasto error, era como si me dijera a mi mismo que lo que yo hacia no era valioso si no cumplía mi objetivo final.

Es un grave error y ahora en lo único que pienso es en que no lo volveré a hacer, ya que sofocaba mi motivación, me desgastaba y me convertía en un esclavo de mis propios objetivos. Todo lo contrario a lo que en realidad deseo.

Con todo esto te quiero decir:

NO DESESTIMES TUS LOGROS

Es una barbaridad, dejar sin reconocimiento todo el esfuerzo que te ha costado llegar a un punto en concreto, al contrario debes celebrarlo y agradecer que has podido sobrevivir a un nivel más.

Claro lo que sigue siempre es lo mejor, pero no significa que esto que has obtenido ahora no sea extraordinario.

En mi caso, mucho tiempo vivi con la idea de alcanzar libertad total en el menor tiempo posible, ha sido una idea que me impulsa a seguir adelante.

Puedes tener una vida extraordinaria

Pero con el tiempo he madurado y ahora sé que es un objetivo que requiere disciplina, trabajo, esfuerzo, cabeza y sobre todo paciencia.

Sé que no hay una formula para alcanzar eso, cada quien tiene un camino que recorrer, cada quien tiene un tiempo y hay que saber aceptarlo.

Sin embargo, quiero decirte que en la medida de lo posible, aproveches tus oportunidades.

ESTÁN AHÍ PARA QUE TE APODERES DE ELLAS, MALDITA SEA!

Vas a darte cuenta que si sigues este consejo, el camino hacia el éxito será mucho más placentero y sobretodo reconfortante.

La motivación se va a mantener ahí para impulsarte siempre que lo necesites porque con cada paso que das, estarás tú para otorgarte ese reconocimiento, el reconocimiento de que serás capaz de transformar tu vida normal a una vida extraordinaria.

Mauricio Mosqueira – Un Hombre con Hambre

Posdata: Sé que ha pasado tiempo y no he escrito con frecuencia, esto se debe simplemente a que mis post nacen de la idea de poder tocar tu consciencia y la perspectiva de tu vida

Crear un verdadero cambio en tu persona para motivarte a ser un Hombre Libre.

No quiero ser simplemente un mediocre que escribe por llenar un espacio, mi idea es hacer un cambio verdadero.

Por último quisiera saber tu opinión. ¡No te quedes con las ganas! Por favor comparte tu experiencia:

¿Has tenido el mismo problema que yo y salido adelante?

¿Que tipo de situación has pasado para darte cuenta que no has reconocido lo suficiente tu esfuerzo?

Sígueme en Facebook y en Twitter