intentarlo

Date la oportunidad de intentarlo dos veces

A veces tengo pensamientos que salen espontáneamente y que por cuestiones más o menos compresibles, me parece buena idea compartirlos, es un pensamiento breve para ver si puedo motivar a alguien de intentar y seguir intentando alcanzar sus metas a pesar de la adversidad.

Por eso considero que la palabra clave de esto es ¡Inténtalo! ¡inténtalo!

Trata de repetirlo, mejorando cada vez, cambia el color, el tamaño, la altura, el peso, la actitud, la fuerza; trata de experimentar todas las variables, a veces el enfoque en como lo tomamos es una limitante, a veces son las circunstancias y a veces son cosas que no queremos cambiar, que a lo que más nos enganchamos es lo que deberíamos de transformar…

La mayoría de las experiencias de mi vida pasan por dos filtros importantes en mi interior antes de que lleguen a asimilarse por completo (o eso es lo que creo), el primero es un filtro que todo lo trata de convertir en aprendizaje de una forma constructiva, tratando de ver que el resultado no fue tan malo y que hubiera sido peor. El segundo es un filtro que me hace sentir más tranquilo, simplifica las cosas, las encapsula y las vuelve píldoras para procesarlas de una manera mucho más objetiva.

A veces considero que debería cambiar de enfoque, tener otro tipo de sensaciones de los resultados y respuestas que tengo de mis acciones, a veces me detengo y pienso eso… Creo profundamente que tener una vida enriquecedora no es llenarse de vivencias nuevas día con día, sino aprender cosas nuevas del día cotidiano. No es tratar de cambiar nuestro mundo cada día, sino cambiar nuestra visión de nuestro mundo todos los días.

Dicen que los consejos son el resultado del aprendizaje que obtiene una persona cuando toda esa información está integrada en una idea muy clara, que es posible transmitir esa información a otra cuando realmente la persona ha solucionado situaciones a través de esa conjetura. ¿Eres de las personas que dan consejos o de las que reciben? ¿Qué te gusta más?

“Pon atención de quien recibes un consejo antes de intentarlo”

Considero que no hay una sola persona que se apegue a seguir todos los consejos, ni por el contrario que haya creado todo su camino con base en sus propias experiencias, todos necesitamos vivir ambas situaciones; sin embargo, siempre hay inclinaciones en la balanza. Respeto completamente la decisión de cada persona de hacer lo que mejor le convenga, hay personas que piden muchos consejos, toman cada pizca de información y luego van y cultivan eso para ver que cosechan, otros prefieren tomar el riesgo y aventurarse a cualquier resultado y a partir de ahí avanzar en su camino.

No sé si tenga razón, la verdad es que no trato de imponer ninguna regla a la ecuación, pero personalmente, he descubierto que siempre he tratado de ser más arriesgado en cuestiones que me apasionan, cosas que verdaderamente me llenan el interior y que me permitiría intentarlo por mucho más tiempo, después, ya trato de pedir consejo para afinar el paso y seguir en un buen camino, muy por el contrario, cosas que no me apasionan tanto, de inmediato doy apertura a opiniones y después empiezo a ponerme en marcha.

¿Te ha pasado que verdaderamente tratas de conseguir algo y lo intentas hasta el cansancio para lograrlo? Y una vez que lo logras ¿Sientes esa enorme satisfacción y alivio que te impulsa a seguir haciéndolo para alcanzar más y más?

No te quedes deseando, los deseos son más hermosos cuando puedes verlos, tocarlos… respirarlos y sentirlos. ¡Tienes que intentarlo!

La foto es del monumento “Estela de Luz” en México DF por la noche