Como expresar mejor mis ideas

Cómo expresar mejor mis ideas

Una vez más quiero compartir contigo, algunos consejos y pensamientos que he estructurado a través del tiempo para saber, cómo expresar mejor mis ideas y opiniones. Como sabes, me entusiasma mucho realizar presentaciones ante personas, compartir ideas y al mismo tiempo tener la oportunidad de demostrar mis habilidades creativas en PowerPoint o Prezi; si embargo, he aprendido que no todo es el material audiovisual.

En esta entrada mi meta será enseñarte tres puntos importantes que te ayudarán a expresar mejor tus ideas ante una audiencia y con ayuda de tu mejor actuación y de un buen material gráfico.

Pero antes, quisiera decirte que esta no es una fórmula mágica, todo lo que adquiere valor se forja a través de la práctica y la pasión por alcanzar algo, y por lo que en este blog respecta, todo el material que este aquí será de esa naturaleza.

¡Empecemos!

¿Cómo expresar mejor mis ideas?… ¡Conociéndome!

1. Conócete

Uno de los puntos cruciales para tener éxito al transmitir tus ideas, es poderte mostrar autentico, y no me refiero a la mal entendida frase de “ser tú mismo”.

Ser autentico es expresarte de la forma en la que tus palabras concuerden con la personalidad, el conocimiento y la habilidad que tienes en ese momento.

¿Alguna vez has estado ante una persona, que al oírla y verla, sientes como que algo no cuadra, por alguna razón extraña tienes esa sensación de que te está mintiendo o que te está ocultando algo? Eso es lo que pasa cuando tratamos de ser o demostrar algo que no somos, siempre hay una grieta por donde la verdad se escapa, y somos hábiles para darnos cuenta de eso. Por eso:

Date un tiempo y reflexiona cómo eres, reconoce la personalidad que predomina en tu comportamiento. ¿Eres una persona sería que dice las palabras indicadas y va al grano, o te gusta bromear y alargar un poco el tema antes de entrar en lo importante?

¿Tiendes a hacer muchas pausas o te gusta mantener un ritmo constante en la forma que te expresas? Identifica las palabras que usas a menudo, como hablas cuando te emocionas, cuando dices un punto importante. Lo valioso aquí es recordar cómo te desenvuelves cuando te encuentras en un ambiente seguro y familiar, y después, aplicarlo en tu presentación.

¿Y si quieres cambiar? Me temo que no será posible hacerlo de un día para otro, “No puedes cambiar lo que eres en esencia… pero si en forma”. Requieres de tiempo, constancia y disciplina para cambiar de un estilo a otro y esto lo puedes lograr cambiando tus Inputs, te doy un gran consejo para hacer esto. Lee…

Lee todo lo que te interese y te apasione, nutre ese gran cerebro, ya que a medida de que aprendas más cosas y te relaciones con más temas, tendrás una biblioteca de recursos disponibles lista para utilizarla cuando se necesite, por ejemplo, al momento de presentar una idea o proyecto.

Puedes hacer otro tipo de cosas, como entrar a cursos o talleres, relacionarte con personas nuevas y asistir a lugares en donde haya gente interesante, todo eso contribuye a que tu personalidad se modifique e integre los “Inputs” que le das a diario.

Verás que en realidad tu personalidad se mantendrá; sin embargo, tus formas y recursos se verán afectados positivamente para reforzar esa gran personalidad que tienes.

  1. Identifica tus limitantes

Mi experiencia en relación a las presentaciones es que nunca debes dar más de lo que ofreces, esto se vuelve realmente importante al momento de presentar ya que, si lo haces, además de dar falsas expectativas a las personas que están presentes, puede jugar en contra tuya en lo referente a tu confort y seguridad.

“Mientas vamos en pos de lo incierto, perdemos lo seguro” – Plauto

En la vida he aprendido que es muy tonto arriesgarse a hacer algo sin tener por lo menos un previo conocimiento de lo que estamos por enfrentar, en la mayoría de los casos puede costarte muy caro y seguramente estarás en una constante presión e intranquilidad.

Lo que te recomiendo no es que no arriesgues, sino mejor aún arriesga con los porcentajes de ganar a tu favor. ¿Cómo haces esto? Fácil, camina a paso de bebé.

Los pasos de bebé implican avanzar hacia lo desconocido con un margen de seguridad tan amplio que si llegase a suceder algo, no implicaría una pérdida significativa.

Antes de lanzarte al ruedo y empezar a hablar de tu tema, identifica bien el alcance de tu presentación y que tanta y con qué profundidad se va a desarrollar tu presentación, eso te dará un límite aceptable y congruente para mejorar tu desenvolvimiento sin meterte en apuros.

La solución para que no salgas de tus límites es… no emocionarte, no perder el control, y no confiarte, en resumen: Mantente en calma.

Una persona calmada siempre está un paso delante de los demás y podrá identificar con mucha más claridad momentos de riesgo para poder tomar mejores decisiones. Si crees que en algún momento estás perdiendo el control, pon una pausa y redirige, sin dar explicaciones. A la gente le convence más una persona firme y segura, que una titubeante y que busca la aprobación del exterior.

El último punto tiene que ver con el encontrar tus áreas de oportunidad para que conforme vaya pasando el tiempo puedas:

  1. Desarrollar tu habilidad para comunicarte

Ya que estamos hablando de presentar ante una audiencia con herramientas de apoyo voy a hablar un poco sobre lo que influye al momento de la exposición, son principalmente 3 factores que definen el resultado:

  • Conocimiento Técnico. ¿Qué tanto sabes del tema del que vas a hablar?
  • Habilidad Cognoscitiva. ¿Cuánto de lo que aprendiste, pudiste integrarlo de manera natural en tu razonamiento para poderlo explicar a otra persona?
  • Habilidad Comunicativa. ¿Qué herramientas, tanto personales como materiales tienes para expresar tus ideas?

Inevitablemente, estos tres puntos van a impactar de forma importantísima, tanto tu discurso como los recursos que hayas preparado para apoyar tus ideas, ya que como sabes, el “Input” está en tu mente y todo lo que sale (output) es el resultado de lo que hayas podido aprender antes de la presentación.

¿Requiere de tiempo tener un output favorable? La respuesta es si, requiere de dedicación y sobretodo mucho entusiasmo para ofrecer un producto de calidad; sin embargo, todo radica en la motivación y el objetivo por el que lo hacemos, busca esa motivación y te aseguro que todo parecerá mucho más fácil.

“La disciplina es el mejor amigo del hombre, porque ella le lleva a realizar los anhelos más profundos de su corazón”. – Madre Teresa De Calcuta

Me gustaría darte un modelo que sigo para entender cómo es que funcionan las exposiciones según mi experiencia:

Definir lo que haces para mí es crucial para progresar.

Mi definición para presentar es: La oportunidad que tengo para expresar mis ideas compartiendo mi entender e interpretación de la realidad y proporcionar un mejor entendimiento al tema.

Explotar cada una de tus capacidades y herramientas que poseas para obtener el mayor entendimiento y empatía.

Con base en la práctica, me he dado cuenta que hay tres elementos clave que debemos procurar alcanzar en las personas  para que nuestra presentación se disfrute más:

  • Afinidad. Crear una atmósfera en donde las personas se identifiquen con él y las emociones empiecen a fluir, interesamos a la audiencia a través de la expresión corporal y el material audiovisual.
  • Curiosidad. Está relacionado con la estructura de tu presentación y los datos extra que complementan tus puntos de vista.
  • Discusión. La parte fundamental para explotar este elemento es ofrecer puntos de vista específicos y auténticos de acuerdo a tu personalidad, contradictorios, ideales o radicales, con el fin de que la audiencia empiece a fomentar un dialogo mucho más dinámico. Ten en cuenta que en ti lo único que debe caber es respeto y tolerancia.

Esta información la podemos conjugar en un modelo de creación de interés de la siguiente manera:

Cómo expresar mejor mis ideas

Este modelo es un buen inicio para poder generar indicadores de progreso a lo largo de nuestras presentaciones, podemos enfocarnos cada vez que expongamos en alcanzar un mayor nivel en alguno de los tres resultados sugeridos, y empezar a alcanzar metas. Así te aseguro que no habrá riesgo, esos pasos de bebé pronto recorrerán kilómetros en el manejo de audiencias y te encontrarás en una posición favorable para exponerte al público y tener éxito.

Mis últimas palabras son, siempre esfuérzate, por dar, mejorar un poco más de tu persona, escúlpela, piedra por piedra, dale forma y apasiónate por tus sueños. “Un día sin luz, es un día de ignorancia”.

¿Tienes alguna estrategia que se pueda incluir para mejorar en este aspecto? Haz seguido algún otro consejo que quisieras compartir para mejorar las presentaciones en público? Me gustaría conocer que piensas y opinas de este tema.

Mauricio Mosqueira

  • Mauricio, cómo estás? Gran blog el tuyo hermano. Sin duda me quedo con el punto 1, creo que el mayor problema de las personas a la hora de expresarse es que siempre intentan impresionar a los demás con mentiras o historias inventadas, esto ocurre porque no muchos se dan la oportunidad de conocerse mejor y de analizar en qué son buenos y qué pueden mejorar. Creo que es fundamental para cualquier persona que quiera comunicarse mejor conocerse y saber quién es en realidad. Gran artículo, te invito a que pases por mi blog y leas uno parecido. https://confiatividad.wordpress.com/2014/12/11/10-ideas-para-ser-mas-sociable/

    Un gran abrazo desde Colombia y feliz año.

    • Hola Elconfiativo,

      Concuerdo con lo que dices; sin embargo, puede que ese tipo de comportamiento sea derivado de la inseguridad y la falta de confianza en si mismo, lo que origina mentir e inventar cosas.

      Por eso la importancia de desarrollar nuestros conocimientos y habilidades comunicativas.

      Me alegra que te haya gustado. Me paso por tu página y seguimos en contacto

      Saludos.

  • Pingback: 2015 - Los 4 Libros para ser financieramente libre -()